Posteado por: Arlen Manzanares | 26 enero 2010

Soy su creación!!!

Una galleta eso almorcé a las 2.00 pm, y sin haber desayunada a las 4.00 pm mi pancita ya tenía mucha hambre entonces decidí tomar un refresco.

Era algo común que hiciera esto, por varios meses esa área mi alimentación cada día era peor. Todo comenzó al cumplir mis 15 años por naturaleza es normal que el cuerpo cambie un poco, nunca fui una chica gordita o con algunas libras de más, pero al mirarme al espejo no era agradable, empecé a mirarme gordita, fea, nada bonita.

Entonces decidí dejar de comer, hacer ejercicios al exceso y muchas veces agredirme físicamente, todo el tiempo estaba deprimida y lloraba mucho, si darme cuenta de lo que me estaba sucediendo caí en un profundo abismo oscuro.

El tiempo pasaba y cada día era peor, nada de desayuno, almuerzo algo poco pero tarde, cena un refresco, pero nada nutritivo, a causa de la mala alimentación mi cuerpo empezó a experimentar presión baja, migraña, gastritis, caries en dos meses perdí dos muelas. Pero los efectos más  fuertes no eran las físicas si no los internos, mi auto estima esta por el suelo, a mas bien ya no tenía autoestima, sentía odio hacia mí, inseguridad, se fue mi alegría, mi forma de ser cambio, muchas veces triste o histérica por nada, mal humor  y así fue por varios meses.

Un día mire la muerte con una gran sonrisa diabólica que me observaba, sus ojos negros algo tenía en su mano, y esa sonrisa que producía repugnancia, antes de eso tuve una crisis fuerte y ahora entiendo porque la muerte estaba a mi lado sonriendo.

El tiempo fue pasando inicie mi quinto año de secundaria, había más responsabilidad y más trabajo por hacer, mas cosas que ocupaban mi mente y poco a poco fui olvidando lo que me estaba pasando, lo que vivía a diario, empecé a comer un poco más, no era mucho, pero me sustentaba un poco más, al empezar a tener una relación con Dios más cercana, todo fue pasando y quedo olvidado. Cuatro años después, Dios me confronto fue un momento único jamás había vivido algo así y creo que estoy segura que no lo volveré a vivir, Dios me mostro en forma de una película lo que había sido mi vida, mi adolescencia esa etapa oscura y fea que viví, fue una película cada escena ahí estaba yo, cada vez que me golpeaba, cada vez que me agredía verbalmente, cada vez que ofendí a Dios por desechar su creación por no amarme, cada vez que lloraba, fue escena por escena la que Dios me mostro y fue ahí donde entendí que había pecado contra su creación, que ofendí su creación, que él estaba triste porque yo ofendí su obra, fue un momento de perdón, de perdonarme, de aceptarme, de amarme tal y como soy, de darle gracias a Dios porque su misericordia fue grande para mi vida.

Desde ese momento hace 7 años ya, mi vida ha cambiado totalmente, soy una nueva mujer, una mujer, que ama ser mujer, que ama a su creador, que se mira al espejo y da gracias a Dios por su creación, una mujer que ama, no solo lo que mira en el espejo, si no lo que hay en su alma, ese belleza que solo Dios puede dar, esa luz que solo Dios hace que brille.

Hoy le doy gracias a Dios por cada momento de mi vida, por cómo me hizo así chaparrita, con risos, con ojos grande, de cara redonda, no soy una barbie, no soy una miss universo, pero si soy una creación que se está perfeccionando en las manos de Dios.

“Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre … mi embrión vieron tus ojos” (Sal. 139:13). Dios nos ha escogido desde antes de la fundación del mundo, para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo (Ef. 1:4-5).

Soy obra de Dios, soy Arlen M A

Anuncios

Responses

  1. Somos únicas entre las únicas un premio sin precio, poseedora de cualidades en mente, habla, movimiento, apariencia y acciones que nos destacan y embellecen, somos algo maravilloso, puede que algo nos haya hecho dudar de esta verdad alguna vez, pero es tiempo de mirarnos como lo hace nuestro padre Celestial, con orgullo y como lo más precioso de la creación.

  2. La belleza mas importante es la que tenemos en nuestro corazon, como somos como personas, y a partir de alli vemos la belleza de nuestro exterior, muchas veces lloramos sin saber, somo fregiles, pero dentro de nosotras tenemos esa gran fortaleza para luchar, porque Dios no has dado un Espiritu de vencedoras.

    Siga Adelante el blog tiene que ser un espacio para compartir con otras chicas.
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: